Coaching de vida: cuando el objetivo es el amor de pareja

Al plantear un objetivo siempre es importante chequear que estemos alineados con eso que queremos alcanzar. ¿Qué significa estar alineado con el objetivo?, que aquello que sentimos al plantear lo que queremos esté en resonancia con la relación entre: mente, cuerpo y espíritu. Es decir, pensar, hacer y vibrar en una misma dirección.

Coaching de vida, cuando el objetivo es el amor de pareja

El espejo de la necesidad

Es posible que al comenzar a pensar en querer tener una pareja, hagamos una especie de repaso «a modo de lista» de todas las cualidades que nos gustaría que tenga, sin darnos cuenta de que todo eso que listamos «ya lo tenemos».

Entonces, lo que estamos haciendo es crear el objetivo desde una postura de carencia. Si todo lo que quiero que tenga la otra persona ya lo tengo, pero no me doy cuenta, estoy construyendo mi objetivo desde la «carencia».

¿Para qué quiero tener una pareja?

Al salirse del planteo de la necesidad a la hora de plantear el objetivo en relación del amor de pareja, comienza a aparecer la pregunta ¿para qué? Es decir, si yo ya cuento con todo «eso» que pretendo que tenga la otra persona, ¿para qué quiero estar en pareja?

Entonces, la relación a construir se despoja del imán de la necesidad como punto de partida, y da lugar a un amor a otro nivel. En el siguiente video podrás descubrir -en detalle- cada uno de estos planteos:

¡A por tu objetivo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *