Tus pensamientos crean tu realidad

Tus pensamientos crean tu realidad, es más que una idea. Es la revolución que puede cambiar tu vida. El modo en el que actuamos, en la realidad en que vivimos, es el reflejo de nuestro mundo interior. Es decir que, nuestra conducta está condicionada por nuestras creencias, por nuestra mente, por nuestros pensamientos.

Es posible que te preguntes de qué manera tus pensamientos pueden crear, literalmente, tu realidad. Y te hagas preguntas como, ¿será posible que un pensamiento incida directamente en mis metas?, ¿será que con un pensamiento puedo alcanzar eso que tanto quiero? Si al menos te lo cuestionás, ya estás rumbo al cambio.

Mismos pensamientos, misma realidad

Esto no es más que ponerte a recordar las últimas cosas que hiciste, para ver si es cierto. Revisá las últimas experiencias en donde obtuviste el mismo resultado, ¿será que resultaron igual porque sí?  Es algo así como «la rueda del hámster». Si pensás lo mismo, sentís lo mismo, tu cuerpo te lo agradece, actúas de la misma manera, y así se repiten lo ciclos, como vimos en el post sobre los fracasos.

Tu mente recrea de tal forma tus pensamientos habituales que no hacen más que cristalizar la realidad y así seguir como en visión de tu túnel, sin poder ver otras posibilidades para lograr nuevos resultados.

Los recuerdos modelan tu mapa interior

Las teorías neurocientíficas afirman que el cerebro está organizado para reflejar cuanto conocemos de nuestro contexto.  Toda la información a la que fuimos expuestos durante nuestra vida, a través de experiencias y conocimientos, está almacenada en las rutas de nuestro cerebro.

Los vínculos que generamos con las personas que conocemos, las cosas que poseemos y que creímos perder, los lugares que visitamos y las distintas experiencias han ido conformando la estructura de nuestro cerebro. Sumado a nuestras acciones y conductas que hemos repetido infinitas veces a lo largo de nuestra vida están selladas en los surcos de nuestra materia gris.

El modo en el que nos vinculamos y hacemos lo que hacemos fueron creando caminos que nos da tranquilidad transitar, porque el cuerpo reconoce los estados emocionales a los que nos arrojan. Es decir que nos acomodamos en nuestra zona de confort.

Cada día una oportunidad

Durante el día mientras realizamos nuestras tareas habituales, el contexto activa diferentes rutas de nuestro cerebro. En función a la respuesta, casi automática, comenzamos a pensar (y a reaccionar) de acuerdo con lo que está pasando en nuestro contexto. A medida que lo que va pasando, provoca nuestros pensamientos, nuestros caminos cerebrales conocidos comienzan a activarse. Nuestro pasado se hace presente. Así, pensamos siempre igual, ante situaciones similares.

Como nuestros pensamientos determinan nuestra realidad, si seguimos teniendo los mismos pensamientos de siempre (que son producto y reflejo de nuestro contexto), seguiremos creando la misma realidad.  Tus pensamientos y sentimientos encajan con tu contexto porque es tu contexto —con todos sus problemas, condiciones y circunstancias— el que está influyendo en cómo pensás y te sentís en tu realidad interior. Es decir que, tu conducta, capacidades, valores y creencias están interrelacionados con tu entorno, esto no quiere decir que están determinadas por el contexto, aunque así parezca. Cambia tu modo de pensar, y todo cambiará.

2 comentarios sobre “Tus pensamientos crean tu realidad

  1. ser 19 Contestar

    Siempre he creído que él querer o desear algo material o espiritual desde el fondo de mi ser es la
    mitad o el 50% del triunfo el otro 50 % es el trabajo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *